1 2 3 4 5 6

Conservación del vino

COMO CONSERVAR EL VINO


Según el tipo de elaboración y calidad del vino, será óptimo guardarlo o no. Hoy, muchos vinos se elaboran para ser consumidos jóvenes y frescos, pues estos no son aconsejables para guardar mucho tiempo. Sí lo son, los llamados, vinos de guarda. Antes de guardar el vino, se debe examinar el corcho, que esté en buenas condiciones y no presente manchas de humedad u hongos.


Las botellas se colocan en posición horizontal, quedando todo el corcho en contacto con el vino. La temperatura media ideal para mantenerlo son alrededor de los 15ºC. Nuestra pequeña bodeguita debe tener poca luz y en ella no se pueden colocar otras sustancias contaminantes o con olor como nafta, barnices, pinturas o kerosene. El lugar no debe sufrir mayores trepidaciones, ni una sequedad ambiente extrema.


Almacene el vino en un lugar oscuro ajeno a la luz, un sotano o hueco de escalera puede ser ideal.


El lugar debe de ser seco y aireado pero libre de corrientes, vibraciones y olores fuertes.


Se debe de mantener a una temperatura constante entre 12 y 15 grados centígrados y evitar los cambios de temperatura bruscos, tenerlos en la cocina es una muy mala idea.


Los vinos se deben de almacenar siempre en posición horizontal para que el corcho se mantenga húmedo e hinchado, ésto es fundamental para un cierre perfecto y evita la entrada de oxígeno y la oxidación.


Antes de beber el vino hay que reposarlo, un par de días como mínimo o preferiblemente más tiempo para que las impurezas se vayan al fondo, tenerlo en cuenta cuando tengamos una comida importante a la vista


No almacenar nunca en el frigorífico y mucho menos los espumosos ya que pierden su sabor.


Los vinos generosos como el Oporto y Jerez se deben almacenar en posición vertical.


La etiqueta déjela a la vista para evitar moverlo.


Los vinos jóvenes como el blanco o el rosado se deben de consumir en la temporada, no sirven para almacenarlos largas temporadas y se oxidarán.


Para vino añejo, es preferible almacenarlo en botellas grandes, de 1 litro para arriba, cuanto más mejor.

  • Temperatura constante a 12º C, así se exalta el bouquet sin alteraciones oxidativas y microbiológicas.
  • A menor temperatura mejor; pero el desarrollo del bouquet es más lento.
  • Superior a 15º C el envejecimiento es prematuro y la vida del vino se acorta.
  • Humedad entre 70 % - 80%, para evitar la sequedad del corcho.
  • Oscuridad total con iluminación tenue al extraer las botellas para el consumo. La luz intensa afecta la composición sensorial del vino.
  • Deje criar y vivir a las arañas, se alimentan de la polilla que podría destruir los corchos. • Libre de olores extraños que puedan afectar la calidad de los vinos ( mufa -tierra - solventes - rancidez - suciedad )
  • Sólo mejoran los grandes vinos tintos de mucho cuerpo, criados en barricas de roble, hechos con uva Tinta del País - Cabernet-Sauvignon - Merlot - Malbec - Garnacha. Por ello algunos bodegueros los llaman "vinos de guarda" o "crianza"
  • Los vinos jóvenes y frutales (Rosados y Tintos Jóvenes), no poseen suficiente cuerpo para ser guardados. Mejor beberlos durante el primer año de elaboración.

Temperatura -
El vino no tolera cambios bruscos de temperatura.
El enfriamiento debe ser lento y progresivo. - Nunca se colocara en el congelador ni se le añadirá hielo.
Lo correcto es colocarlo en el frigorífico horas antes de ser servido o en una cubitera con hielo. 18º C.
vinos tintos, crianzas, reservas y gran reserva. 16º C. vinos tintos jóvenes. 14º C. vinos amontillados y olorosos. 10º C. vinos blancos, rosados, manzanilla, fino, aguja, espumosos y cavas. Consejos
Es conveniente que las botellas descansen horizontalmente.
Para asegurar una correcta conservación, las botellas deberán estar en lugar oscuro y fresco.
Una vez abierta la botella, el cava debe consumirse lo antes posible, el vino se puede conservar con la botella tapada para evitar que pierda sus cualidades.